Mejores jugadores africanos

Descubre a los mejores jugadores africanos de la historia

África es sin duda un lugar diferente; tierra de grandes mamíferos como el león, de áridos desiertos y de algunas de las selvas más espesas y profundas del mundo. Pero tiene algo en común con el resto de los continentes, vayas donde vayas podrás encontrar un niño corriendo detrás de un balón con la camiseta de Messi o de Cristiano. Y es que el idioma del fútbol también es hablado por los habitantes de estas latitudes, independientemente del país. Los grandes clubes europeos han encontrado siempre en el mercado africano una insaciable fuente de talento y calidad. Hoy repasamos algunos de los mejores jugadores africanos de la historia.

George Weah

Weah es, probablemente, el mejor jugador africano de todos los tiempos. Nacido en Liberia, el delantero tuvo su primera experiencia en Europa procedente del fútbol camerunés en el Mónaco del Arsene Wenger que llegó a declarar: “Weah sí que fue una sorpresa, no he visto explotar a otro jugador como lo ha hecho él”. Tras empezar a destacar en Mónaco voló a la Ciudad de la luz para fichar por el PSG. Posteriormente desembarcó en el Milán en la que fue su etapa más prolífica como jugador de fútbol. El liberiano consiguió en esta época 2 Scudettos y se convirtió en el primer y único jugador hasta la fecha africano en ganar el Balón de Oro, en 1995.  Weah que posteriormente se ha dedicado a la política en su país, es uno de los grandes iconos del fútbol africano. Probablemente uno de los pocos objetivos que le faltó lograr, fue jugar un Mundial vistiendo la camiseta de su país, las Estrellas Solitarias.

Weah celebra un gol marcado con el Milan - Vía: laliga.com

Samuel Eto´o

Hablar de Eto´o es hablar de uno de los futbolistas con más personalidad y carácter de la Liga de los últimos tiempos. Nacido en Camerún, destacó tempranamente en fútbol de su país hasta que Pirri se lo trajo al Real Madrid. En el club blanco no tuvo demasiadas oportunidades y fue en el Mallorca donde pudo desarrollar todo su potencial. De la mano de Luis Aragonés, el delantero fue el líder del equipo balear, llevándolo incluso a disputar la Champions League. Debido a su enemistad con Florentino Pérez, acabó fichando por el F.C. Barcelona por 27 millones de euros. Junto con Ronaldinho, el crack africano vivió alguno de los mejores momentos de su carrera, destacando en el apartado goleador y siendo fundamental en la conquista culé de algunos títulos como la Liga o la Champions League. El Barça lo acabó traspasando al Inter de Mourinho, con quien logró el triplete en Italia. Eto´o tuvo también una productiva carrera con su selección, ganando 2 veces la Copa Africana de las Naciones y los Juegos Olímpicos de Sidney.

Etoo paso sus mejores años como cule - Vía: goal.com

Didier Drogba

Drogba nació en Costa de Marfil, pero siendo todavía niño se mudó a vivir a Francia con un familiar. Su primera experiencia profesional en el país galo fue en la Ligue 2, de la mano del Le Mans.Después de debutar y marcar con la selección de Costa de Marfil, firmó con el Olympique de Marsella donde rápidamente se convirtió en la estrella. En Londres se encontró con el entrenador que probablemente marcó más su carrera, José Mourinho. Drogba vivió sus mejores años con los Blues llegando a marcar 33 goles y 11 asistencias en la temporada 2006-07. Levantó con ellos un total de 16 títulos, entre los que destacan las Premier League conquistadas y especialmente la Champions League de 2012.El punta siempre se ha mostrado muy implicado con su país, no solamente a nivel deportivo sino que también participa en múltiples proyectos solidarios en Costa de Marfil.

Drogba con la champions ganada con el Chelsea - Vía: nexofin.com

Mohamed Salah

El egipcio es uno de los mejores jugadores africanos de los últimos años. De hecho, el jugador nacido en Basyoun fue galardonado en el 2017 y en el 2018 como mejor jugador africano del año. Su buen hacer en el Basilea suizo, su primer club fuera de Egipto, le sirvió para fichar por el Chelsea. A las órdenes de Mourinho y en su segunda temporada en Inglaterra, perdió bastante protagonismo, por lo que buscó una nueva oportunidad en sendas aventuras en Italia; con la Fiorentina y con la Roma.Finalmente y tras realizar un gran papel en el club romano, el egipcio fichó por el Liverpool, donde se ha convertido en un referente para los aficionados de Anfield. Con los Reds ha cosechado varios títulos entre los que destaca la Champions League de 2019, donde marcó uno de los dos goles de su equipo.

Salah uno de los mejores jugadores de la actualidad - Vía: goal.com

Yaya Touré

Esta lista no podría estar completa sin mencionar a otro marfileño, el centrocampista Yaya Touré. Los aficionados del Barça le recuerdan de sus tres años en la Ciudad Condal en los que consiguió 2 campeonatos de Liga y una Champions League. Tras una primera etapa bastante irregular con los blaugranas, Touré acabo convirtiéndose en una pieza clave del equipo, llegando a marcar incluso goles de gran relevancia como el de la eliminatoria de Champions frente al Schalke 04 o el gol de la final de Copa del Rey frente al Athletic Club. Posteriormente fichó por el Manchester City, equipo en el que se mantuvo de forma regular nada menos que 8 años y en el que ayudo a conseguir tres títulos de la Premier League, una FA Cup, una Community Shield y tres Copas de la Liga de Inglaterra, casi nada. Actualmente está buscando una oportunidad como entrenador después de una excelsa carrera como jugador.

Yaya Toure en su etapa en el City - Vía: bleacherreport.com

Bruce Grobbelaar

Grobbelaar fue uno de los porteros más emblemáticos del Liverpool, llegando a cumplir 13 temporadas defendiendo el arco de los Reds. El sudafricano es sin duda uno de los personajes más excéntricos en la historia del Liverpool, pero sus felinos reflejos y su peculiar personalidad conquistaron el corazón de los aficionados, tanto en Inglaterra como con la selección de Zimbaue, nacionalidad que adquirió a pesar de haber nacido en el país vecino. Se retiró en 1999 con 42 años, aunque siguió jugando al fútbol de forma amateur para posteriormente convertirse en entrenador de varios clubes en Sudáfrica.

Grobbelaar es uno de los principales porteros del Liverpool - Vía: bbc.com

Quedarnos únicamente con estos nombres y dejar fuera otros de igual o mayor relevancia puede resultar injusto. Podríamos hablar también de Roger Milla y el Mundial de Italia 90, de Kanu y su desbordante clase en el Arsenal de Wenger o del gran goleador de Ghana, Abédi Pelé, campeón de la Champions League el 93 con el Olympique de MarsellaDe cualquier forma, el fútbol africano sigue creciendo y no únicamente en la creación de grandes talentos, también en el desarrollo de sus infraestructuras y profesionalización de sus ligas para ocupar, esperemos dentro de poco, un puesto de mayor relevancia en el mundo del fútbol.

HAZLO GRANDE